Quien escribe por primera vez sobre papel de piedra nunca más querrá escribir sobre ningún otro material.

Y una vez tocado, siempre deseará volver a imprimir sobre su superficie inigualable: tan lisa y sedosa y por si fuera poco, el papel de piedra es ecológico, antibacteriano…

El papel de piedra también llamado papel mineral es un nuevo tipo de papel compuesto de un 80% de Carbonato Cálcico y un 20% de Polietileno. El Carbonato Cálcico es la sustancia más abundante en la naturaleza.

El mármol, la caliza y el yeso son su representación mas normal y conocida.

Estos elementos son molidos en un polvo muy fino. Se añade una resina o ligante que esta compuesta por Polietileno.

En su fabricación no se usan agua, árboles o cloro ya que su color virgen es el blanco.

Este papel se puede reciclar infinitamente por fotodegradación (periodo de 14 a 18 meses de exposición solar).

El papel de piedra es un papel que no tiene fibras por lo que tiene un tacto naturalmente suave.

Es 100% resistente al agua y al aceite y más resistente a la rotura que el papel de pulpa.

Por el 20% de Polietileno que lo compone, este papel es sensible al calor (más allá de 100 °C) por lo que no resiste bien la impresión laser.

Pero es compatible con impresión Offset y también con impresión digital a baja temperatura.

Las aplicaciones del papel de piedra son las mismas que las del papel de celulosa, aunque por sus características propias, es aún más adecuado para productos como tarjetas, de visita, material de hostelería, papeles para niños, packaging, embalaje para jabones…

Navega en nuestra web y descubre su multitud de usos!